Cierran exportaciones a la harina y aceite de soja, campo teme por más medidas similares.

El poroto de soja paga a día de hoy una retención del 33% mientras que los subproductos industriales 31%. La intención sería unificar la alícuota en 33 por ciento.

El gobierno analiza subir dos puntos porcentuales las retenciones del sector industrial sojero. Argentina es uno de los principales exportadores mundiales del sector de las oleaginosas.

El gobierno decidió cerrar a partir de este domingo los registros para nuevas exportaciones de aceite y harina de soja “hasta nuevo aviso”. Fuentes del sector privado afirman que es el paso previo a la implementación de una suba de los derechos de exportación para el complejo industrial de la oleaginosa, medida que la administración de Alberto Fernández viene evaluando a raíz del aumento que registró la cotización internacional de este cultivo en las últimas semanas.

Si se concreta la suba de 2 puntos en los subproductos de la soja, el gobierno podría incrementar la recaudación en unos 400 millones de dólares adicionales elevando la cifra total por retenciones de esos productos a unos 6800 millones de dólares anuales, pues se aplicaría justo en el comienzo de la cosecha. El poroto de soja, en cambio, seguirá pagando un 33 por ciento. De hecho, su exportación no está cerrada.

Es importante mencionar que el alza en la cotización del complejo sojero no tiene un gran impacto en los precios del mercado interno, como si sucede con el trigo y el maíz que son productos e insumos básicos en la dieta de los argentinos. Desde el sector agrario entienden que estos dos productos también verán modificaciones en su régimen tributario

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *